Alcalá del Júcar

Categoría: Monumentos

Alcalá del Júcar el pueblo más solicitado en 2016

Alcalá del Júcar el pueblo más solicitado en el 4ºT 2016

Alcalá del júcar ha sido el pueblo más solicitado en el cuarto trimenstre de 2016 según EscapadaRural, uno de los portales más importantes dedicados al turismo rural.
Empezo el 1er. trimestre en el puesto 4º, en el siguiente descendió al 7º puesto, recuperando el 3º en el 3er. trimestre, hasta llegar al 1º en el 4º trimestres de 2016.

Alcalá del Júcar “El Pueblo más Bonito de España”
Alcalá del Júcar “El Pueblo más Bonito de España”

La clasificación según el interés suscitado ha sido:

  • Alcalá del Júcar (Albacete)
  • Aracena (Huelva)
  • Cazorla (Jaén)
  • Moratalla (Murcia)
  • El Bosque (Cádiz)
  • Ronda (Málaga)
  • Grazalema (Cádiz)
  • Cangas de Onís (Asturias)
  • Albarracín (Teruel)
  • 10º Llanes (Asturias)

Según este mismo portal de turismo rural, las zonas más buscadas han sido:

Las 100 zonas más buscadas

  • Sierra Norte de Madrid (Madrid)
  • Pirineo Aragonés (Huesca)
  • Sierra de Cazorla (Jaén)
  • Sierra de Gredos (Ávila)
  • Sierra Nevada (Granada)
  • La Alpujarra (Granada)
  • Sierra de Grazalema (Cádiz)
  • Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva)
  • Sierra de Huelva (Huelva)
  • 10º Sierra de Cádiz (Cádiz)

En las que no aparece ninguna otra zona de Castilla La Mancha, por lo que debemos de dar la importancia del dato ya que Alcalá del Júcar compite en solitario con estos grandes sitios de turismo rural de toda España, apareciendo Las Lagunas de Ridera en el puesto 24º y la serranía conquense en el 27º.
https://www.casarurallabodeguilla.com

Cerro de Los Cuchillos – Serradiel

Cerro de Los Cuchillos – Serradiel

Ceero de los Cuchillos-Serradiel
Ceero de los Cuchillos-Serradiel

A 10 kms. de Alcalá del Júcar, por sendas y caminos o a 14 por carretera, dirección Casas Ibáñez y despues por la carretera de Jorquera, nos encontramos con un singular cerro en plena llanura de La Manchuela, “El cerro de Los cuchillos”, en una pedanía de Casas Ibáñez llamada Serradiel, en la que solamente residen unos 10 habitantes.
Llama la atención sus piedras inclinadas, que visto desde el aire, nos recuerda el esqueleto de un dinosaurio, su altitud es de 710 mts al nivel del mar.

El día de San Blas, en febrero, se acostumbra a ir al cerro de los cuchillos a merendar o comer y pasar el día en la naturaleza.  En la vispera se hace una enorme hoguera que sirve para asar las viandas que se llevan preparadas y cenar en Serradiel.
Cerro de los cuchillos- Serradiel 2
Cerro de los cuchillos- Serradiel 2

El cerro de los cuchillos también tiene su historia, fué testigo de batallas, recientemente Ramón de Aguilar publicó el libro “El cerro de los cuchillos” .
https://www.casarurallabodeguilla.com

10 panorámicas espectaculares que debes visitar en tu vida

10 panorámicas espectaculares que debes visitar en tu vida.
 

Alcalá del Júcar
Alcalá del Júcar

 

Machu Picchu /Perú

Machu Picchu, Perú
Machu Picchu
Foto: iStock/Stockphoto24

 

Lion’s Head en Ciudad del Cabo / Sudáfrica

Lion’s Head en Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Lion’s Head en Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Foto: flickr, Tim Snell

 

Capadocia / Turquía

Capadocia, Turquía
Capadocia, Turquía
Foto: iStock/Tatiana Popova

Bagan / Myanmar

Bagan, Myanmar
Bagan, Myanmar
Foto: flickr, nedim chaabene

El Parque geológico nacional Zhangye Danxia / China

El Parque geológico nacional Zhangye Danxia, China
El Parque geológico nacional Zhangye Danxia, China
Foto: iStock/Rat0007

Grand Canyon / EE. UU

Grand Canyon, EE. UU
Grand Canyon, EE. UU

Foto: flickr, Airwolfhound
 

Skye / Escocia

Skye, Escocia
Skye, Escocia

Foto: flickr, john mcsporran
 

Acantilados de Dover / Inglaterra

Acantilados de Dover, Inglaterra
Acantilados de Dover, Inglaterra
Foto: iStock/Harvepino

Preikestolen / Noruega

Preikestolen, Noruega
Preikestolen, Noruega

Foto: iStock/cookelma
Articulo de Triwolf.com
https://www.casarurallabodeguilla.com

Castillo de fuegos artificiales en Alcalá del Júcar 2016

Castillo de fuegos artificiales en Alcalá del Júcar 2016
El 9 de agosto se dispara el tradicional castillo de fuegos artificiales en Alcalá del Júcar.

Castillo de fuegos artificiales en Alcalá del Júcar 2016
Castillo de fuegos artificiales en Alcalá del Júcar 2016

A la llegada de San Lorenzo al puente romano de Alcalá del Júcar se apagan las luces del pueblo y se dispara el tradicional castillo de fuegos artificiales de las fiestas de Alcalá del Júcar.

https://www.casarurallabodeguilla.com

Villa de Ves

Cerca de Alcalá del Júcar, a 30 kms. por carretera y a 20 kms por el cámino de las Casas del Conde, se encuentra Villa de Ves, punto de gran interés paseajístico y cultural.

Barrio del Santuario en Villa de Ves
Barrio del Santuario en Villa de Ves

Villa de Ves fue una población musulmana antes de ser conquistada por Alfonso VIII al comienzo del siglo XIII. Más tarde, Alfonso X, concedería a Ves el privilegio de villazgo, para más tarde pasar a pertenecer al marquesado de Villena. Posteriormente con los Reyes Católicos, pasó a ser realengo.
En un tiempo perdió su condición de lugar estratégico, pasando a su aldea, Casas de Ves, en el siglo XVIII, la titularidad de municipio.
Con Isabel II, en 1838, Villa de Ves, volvió a recobrar su autonomía municipal, hasta 1962 en la que la cabeza del municipio se trasladó al Villar, donde se encuentra actualmente.
Villa de Ves
Villa de Ves

En ese momento Villa de Ves pasó a denominarse Barrio del Santuario, a su vez al Villar se le conoce como Villa de Ves.
En el Barrio del Santuario, se conserva la Iglesia del Cristo de la Vida, sitio de peregrinación de los lugareños, con unas impresionantes vistas al valle del Júcar. Tambien se pueden observar las ruinas de su antigua fortaleza y restos del antiguo poblado.
Barrio del Santuario en Villa de Ves 2
Barrio del Santuario en Villa de Ves 2

INICIO

Ruta de elementos históricos en el Júcar medio

Ruta de elementos históricos en el Júcar medio 
Guía representativa  de los distintos elementos históricos y los lugares en los que se han encontrado, referentes a lo que significó la impronta romana en el Valle medio del rio Júcar en distintos aspectos, comunicaciones, obras hidráulicas, ritos y costumbres, etc.
 
Puente romano de Alcalá del Júcar.

Puente de Alcalá del Júcar
Puente de Alcalá del Júcar

Podemos llegar desde Casas Ibáñez, o siguiendo el cauce del rio Júcar, pasando por Jorquera y La Recueja. Empezamos la ruta en Alcalá del Júcar con su puente, construido con sillares de piedra. El que podemos ver hoy en día es una restauración del siglo XVIII, pero existe el convencimiento de que era un puente romano, con arcos de medio punto, con sillares y calzada de piedra.
 
Escultura de Mercurio (Zulema)
Mercurio de Zulema
Mercurio de Zulema

Desde Alcalá del Júcar, nos dirigimos hacia una pequeña aldea o pedanía, de gran antigüedad, Zulema, donde se encontró una estatuilla de Mercurio, que actualmente se conserva en el Museo Arqueológico Provincial de Albacete. Se trata de una pequeña escultura de bronce que representa a Mercurio, ataviado con sus atributos habituales, sombrero con alas, alas talares y cayado.
 
Eremitorio (La rueda-Villatoya)
Eremitorio de La Rueda-Villatoya
Eremitorio de La Rueda-Villatoya

Siguiendo dirección Requena, nos alejamos del Júcar y encontramos su afluente principal, El rio Cabriel, en Villatoya. Subimos unos kilómetros por camino rio arriba hasta el parque de La Rueda. Aquí encontraremos una oquedad en la que se ven nichos excavados en la roca, dos cruces y diversas inscripciones, se trata de un eremitorio de época paleocristiana, siglos IV a VIII, similar a otros refugios encontrados en Hellín (La Camareta).
Necrópolis (Villavaliente)
Desde Casas Ibáñez hacia Jorquera, siguiendo rio abajo a la derecha, nos dirigimos a Villavaliente. Al igual que en Jorquera, se han encontrado estelas funerarias, procedentes de necrópolis. En el paraje conocido como Cerro Pelao se ha encontrado una lápida funeraria, conservada en el Museo de Albacete, en la de Villavaliente  se ve una figura solar y dos inscripciones, de un hombre y una mujer, Rbria y Rubrio.
Escultura (Casas de Juan Núñez)
Desde Jorquera o Villavaliente, nos encaminamos hacia Casas de Juan Núñez, donde se encotró una figura de caballo, que se haya en el Museo Arqueológico de Albacete. Se trata de un tronco de caballo en piedra caliza, de arte ibérico, con influencia griega en el detalle de la palmeta. El cuidado puesto en la representación de los detalles de montura, cabezales, etc. indican la importancia de este animal como símbolo de prestigio social.
Acueducto (Alcozarejos)
Desde casas de Juan Núñez hacia Valdeganga, bajando dirección Jorquera, nos encontraremos un impresionante paraje natural en plenas Hoces del  rio Júcar, llegamos hasta Alcozarejos. A pocos metros del rio, hay uno de los dos arcos que sostenían un acueducto, el otro arco se lo llevó una riada. En este se empleó el arco de medio punto con sillares de piedra.
Vía Romana Necrópolis (Abengibre-Fuentealbilla-Cenizate)
Desde Fuentealbilla, recorreremos un valle regado por un arroyo que fue la ruta seguida por Anibal en su expedición contra Eskalesken. Esta ruta del arroyo de Abengibre, fue muy utilizada como ruta de comercio en la comarca. En esta ruta están las salinas de Fuentealbilla, explotadas desde la época romana, el Caput aquae, balsa cubierta para el regadío, también de la época romana. También se encontraron algunas tumbas de esta misma época, de los siglos II y III.
Cerámica (Terra Sigillata-Mahora)
Desde Fuentealbilla dirección Albacete, llegamos a Mahora. En el paraje Las Cabezas, han aparecido fragmentos de cerámica Ibérica y romana, fíbulas y una lápida funeraria. Se trata de fragmentos, asas, bordes, vidrio de recipientes de la terra sigillata, carazterizada por su color rojo y por su brillo.
Bibliográfia: Miradas distintas a los espacios fluviales de la Manchuela
https://www.casarurallabodeguilla.com

CATA DE PAN, QUESO, VINO Y CERVEZA

CATA DE PAN, QUESO, VINO Y CERVEZA

Cata en el Castillo de Alcalá del Júcar
Cata en el Castillo de Alcalá del Júcar

El 2 de Abril de 2016, se celebrará una cata de pan, queso, vino y cerveza en el Castillo de Alcalá del Júcar, organizada por la asociación de Turismo Rural “La Manchuela”, de manera totalmente gratuita para los asistentes.
Los participantes son:
-Panadería Sahuquillo de Villamalea
-Bodegas Vegatolosa de Casas Ibáñez
-Quesos La Rueda del Cabriel
-Ceveza Ancestra de Albacete.
En horarío de mañana  10:30 a 14:30 y tarde de 16:00 a 19:00
https://www.casarurallabodeguilla.com
 
 

Alcalá del Júcar, pueblo colgado de su montaña.

Alcalá del Júcar, pueblos colgados de sus montañas.
Si eres amante de la fotografía, carga las baterías, prepara las tarjetas de memoria con bastante espacio, y prepárate para captar momentos muy especiales.
Albacete cuenta con varios pueblos colgados de sus montañas o de sus laderas.
En la ribera del Júcar, Alcalá del Júcar, Jorquera y La Villa de Ves. En la Sierra de Alcaraz, Ayna, y en la Sierra del Segura Lietor o Letur.
Alcalá del Júcar:

Alcalá del Júcar colgado de su montaña
Alcalá del Júcar colgado de su montaña

En Alcalá del Júcar, nos dejaremos guiar por la princesa Zulema y observaremos su fortaleza, de origen Almohade, restaurada recientemente, con su imponente situación sobre el valle del Júcar y que a sus pies deja correr sobre su ladera y hasta el rio al pueblo que da nombre. Las cuevas del Rey Garadén y las de Masagó, con sus museos Etnologícos, el Puente Romano, y su singular Plaza de Toros.
Alcalá del Júcar es perfecto para practicar deporte de aventura, tiene cerca el embalse de Tolosa y el Parque natural de Las Hoces del Cabriel,donde se pueden realizar actividades acuáticas. Por sus alrededores hay excelentes rutas de senderismo, cross, y mountain bike.
También es un punto importante su gastronomía, en la que destacan sus gazpachos manchegos, atascaburras y morteruelo, así como sus excelentes asados a la cepa de viña en todos sus restaurantes.
En fines de semana se realizan visitas guiadas para conocer el casco histórico y sus alrededores.
Jorquera:
Jorquera, ciudad amurallada
Jorquera, ciudad amurallada

Jorquera, ciuadad amurallada, disfruto de gran auge durante el Marquesado de Villena.
También tuvo gran relevancia en la época musulmana, de las que aún quedan sus murallas del siglo XII.
Según cuenta la leyenda, en su torre se hospedó el Cid Campeador cuando iba hacía Valencia.
Su Iglesia de La Asunción, así como sus Murallas Almohades, están declaradas Bien de Interés Cultural.
La Villa:
Villa de Ves, embalse del Molinar
Villa de Ves, embalse del Molinar

La Villa de Ves es lo que conocemos ahora como Barrio del Santuario, y fue reconquistada a los musulmanes por Alfonso VIII por el siglo XIII.
Tambiém, como Jorquera, perteneció al Marquesado de Villena. En su santuario se encuentra el Cristo de La Vida, desde cuya Iglesia, se puede divisar un espectacular paisaje que da al embalse del Molinar.
https://www.casarurallabodeguilla.com

El puente de Alcalá del Júcar

El puente de Alcalá del Júcar, al contrario de lo que cree la conciencia popular, no es de construcción romana. Ignoramos el número de puentes romanos que hubo en España, y aunque no lo son todos los que por antiguos se vienen llamando “romanos”, desde luego su cantidad de­bió de aproximarse a la existente a fines del siglo XIX.

El puente romano de Alcalá del Júcar
El puente romano de Alcalá del Júcar

 
Como normas muy elementales para desechar un puente como romano pueden adoptar­se, según A. Blanco Freijeiro, aquellos en que la calzada mide menos de 5 ó 6 mts. de ancho, o en que la calzada sube y baja formando un badén en su recorrido por el puente, en otros térmi­nos, lo que se llama un puente de lomo de asno (los puentes romanos deben tener calzada hori­zontal o muy poco alomada). Como vemos, nuestro puente reúne los dos requisitos. No obstante, buena muestra de lo difícil que resulta adscribir un puente a época romana es que, muchos espe­cialistas, no están de acuerdo con este autor. Existen, además, cantidad de ejemplos más modes­tos y es en ellos donde a veces se plantea el problema de su identidad romana, por cuanto la téc­nica constructiva se mantuvo sin variaciones hasta el siglo XVIII. Incluso puentes que hoy en día se dan por romanos, deberían ser puestos en entredicho.
La mención más antigua sobre un puente en nuestro pueblo que hemos podido hallar es la que aparece en las Relaciones Topográficas, al decirse que “tiene esta Villa en el dicho rrio un puente decaí y canto de gincoarcadas muy rrica y bien edificada y es la mejor puente que tiene el dicho rrio de Xucar aunque desde el siglo XIV hay menciones indicando que se en­contraba en este paso una de las aduanas que servían como frontera con el reino de Aragón.
En cuanto a nuestro puente, este es de sillería y consta de cuatro ojos, bajo los cuales corren raudas las aguas del río. Su longitud no es muy grande, ni siquiera importante; la gran luz de sus arcos provoca problemas que sus constructores resolvieron recu­rriendo a arcos levemente elípticos, que amplían su alcance horizontal sin requerir más altura. Pero el mayor problema, y que no pudieron resolver, fue el de la rigidez física de su estructura. La piedra no admite apenas flexibilidad y ello obliga a que los arcos sean sólidos, indeformables y no excesivamente abiertos para poder resistir cualquier peso. Por eso, el puente de Alcalá del Júcar es macizo de estructura.
En la mitad del puente, se hallaba la llamada “Cruz del Puente”, realizada en piedra y derribada durante la última contienda; tras la confrontación bélica se construyó algo parecido a una flecha, llamada “Cruz de la Victoria” y construida para conmemorar el triunfó franquista en la Guerra Civil. Bajo esta cruz, hay situada una lápida que nos fecha la construcción de esta pa­sarela en el año 1771; en esta losa todavía subsiste una inscripción en cuyas cinco líneas se de­clara:
ESTE PASO ES DE
EL AÑO DE 1771 A 27 DE MARZO QUE SE REMA­TO
EL PUENTE
Una de las primeras menciones que ha llegado a nuestras manos referente al puente ac­tual, data de 1786, al decirse que la villa “„.tiene sobre dicho Rio un puente famoso de piedra de sillería con seis ojos, quatro de ellos para su desguazadero y dos pequeños para repartir las aguas para el eredamiento por ambos lados y paradas de molinos que riegan hasta el termino de Ves, y para ello se toman las aguas de una presa..”; esta presa estaba fabricada “…con tal figura y de unas 300 varas de longitud con dos caídas o ramales de modo que quantos peritos la an visto les causa admiración”.
Ni que decir tiene que el puente actual tampoco se ha mantenido incólume des­de el año 1771 ya que ha sufrido varias inundaciones desde entonces. Un ejemplo de ello lo te­nemos en la riada ocurrida él 26 de agosto de 1782, como consecuencia dé la cual se derrumbó el ojo del puente que daba al Este, siendo reparado por don Felipe Motilla que, aunque era natural de Jorquera, residía en Alborea. Debido a estas y otras inundaciones que ha sufrido el pueblo, el puente actual ha tenido que ser reconstruido en varias ocasiones. También hay constancia de otras reparaciones tras la riada de 1941, la de 1982 o la que sufrió en 1992. Al igual que en otros monumentos, la escuela-taller de cantería ha realizado diversas obras en él.
Pese a estas reconstrucciones, siempre tuvo fama de ser el mejor sobre el Júcar; buen ejemplo de ello es que, a la referencia ya señalada con anterioridad de las Relaciones Topográfi­cas, en el informe que Felipe Motilla hace con motivo del hundimiento de parte del peñón,  por lo que es puente seguro, y al no haber otro en este Rio en muchas leguas, pues los que hay a taparte de arriba y la de abajo son pontones y por consiguiente de muy poca consistencia, que a poca avenida o subida del río marcha con ellos, y es mi decir puente seguro porque llegan lances que se ven precisados los habitantes a buscar éste, que es el que parte para muchas partes del reyno de Murcia, Origüela y Alicante y parte del de Valencia..”. Madoz, en el siglo XIX, vuel­ve a redundar en la idea al decir que: “Pasado el río por un puente de sillería de tres ojos, sólido y quizás el mejor que cruzan sus aguas…”.
Textos del libro Alcalá del Júcar de José Luis Valiente Pelayo
https://www.casarurallabodeguilla.com

El castillo de Alcalá del Júcar y su Historia.

El castillo de Alcalá del Júcar y su Historia.
En nuestra provincia, encrucijada de caminos, no podían faltar los castillos.
Constituían un alto para los invasores que buscaban dominar tierras en el centró Corona de Aragón o en Al-Andalus. Pese a ello, y aunque no faltan castillos robustos en nume­rosas poblaciones, el estado de gran número de ellos es lastimoso. Como bien recoge Merino: “Con la paz, con la artillería y con el cambio de las costumbres, dejó de oírse el estrépito de las lanzas. Las antes atendidas fortalezas quedaron encomendadas a un solo alcaide, y aún este se retiró a poblado, … Luego vino el abandono absoluto, y con él las tareas de destrucción y la ruina, ya sin reparaciones posibles’.

Historia Castillo de Alcalá del Jucar
Historia Castillo de Alcalá del Jucar

Y si la provincia cuenta con numerosos castillos, Alcalá del Júcar no iba a ser menos. Según las crónicas,  nuestro  castillo es de origen árabe y, al igual que el de Jorquera, posiblemente almohade.
La extensión del recinto ronda los 4.000 me­tros cuadrados y, pese a lo vistoso de su empla­zamiento, su ocupación debió depender del desti­no de los castillos de Jorquera y Ves, ya que al es­tar rodeado de cimas más altas (Las Eras y Las Casas del Cerro), lo hacían relativamente débil, máxime si tenemos en cuenta que la actual tone del homenaje no existía aún en esa época y que la original, la que había entonces, era mucho más baja. Quizás sea Roa y Erostarbe, según nuestra opinión, quien mejor haya definido la apariencia del castillo alcalaeño, al decir que sobre la peña se destacaba “...cual petrificada osamenta de co­losal gigante, las ruinas árabes de su castillo, en tiempos inexpugnable”.
Historia Castillo de Alcalá del Juca 2
Historia Castillo de Alcalá del Jucar 2

Esta fortaleza se sitúa en lo alto de un peñón, y allí se encuentran las ruinas de las murallas y un importante albacar separado del resto del espolón por un foso artificial excavado en la piedra, el cual debería ser cruzado mediante una pasarela, ya que los puentes levadizos no se conocían en aquella época. Como se dice en viejas crónicas, Alcalá del Júcar “…tiene un castillo irruido en un espolon que vaja desde donde dicen El Cerro de la Orea, y como en la metad del declive que este tiene hasta el Rio se alia situado dicho Castillo, el que oy mantiene parte de sus murallas, por la parte del Norte, aunque por las demas partes no la necesita por circunbalarlo un cinto de piedra elevadisimo, y sin adbitrio para poderlo escalar…”
Separada del peñón por un precipicio, hay una pequeña muela llamada el Bolinche Manazas. La tradición oral alcalaeña dice esta se encuentra hueca y que antiguamente la usaban los que habitaban el castillo para subir agua del río. Esto ya era recogido por Tomás López en el si­glo XVIII, al decir que en esta peña se encuentra “…una mina que en su construcción primitiva no deja ya señales que fue echa artificialmente por la deboracion que en ella a hecho el salitre de que abunda todo este pais, pero se viene en conocimiento de su tendencia y positura que es­ta sirvió en su primitivo ser de conducto seguro para subir las aguas del Jucar y otros emolu­mentos que necesitasen los que ocupavan y guarnecían dicho Castillo….”. No obstante, en el Bolinche, actualmente solo se pueden apreciar cuevas artificiales que fueron dedicadas, hasta no hace muchas décadas, a palomares!
El bolinche manazas de Alcala del Jucar2
El bolinche manazas de Alcala del Jucar2

En realidad, quedan escasos restos del castillo islámico, reduciéndose éstos a las cortinas que bordean la plataforma, pues lo que conservamos pertenece alas reformas hechas por los cristianos. Encima de la fragua, también pueden verse los restos de la muralla antigua.
El castillo fue tomado definitivamente por Alfonso VII en 1211, “…e luego que tomó aquellos castillos, fortaleciólos e fízalos adobar e reparar muy bien”, añadiéndosele años des­pués la torre del homenaje. Esta torre tuyo su propio recinto de cortinas, que se mantiene en par­te, entrándose a la torre desde el camino de ronda, por una puerta que se conserva a cierta altura.
En la descripción que en 1579 hizo el gobernador y justicia mayor del Marquesado de Villena, don Diego Velázquez, por encargo de su señor el rey don Felipe, consta que “…esta Vi­lla tien un castillo grande él qual esta fundado sobre una peña muy alta tajada a la rredonda de su natural demas de setenta estados de alta la dicha peña y junto al dicho castillo en la di­cha peña ay un espacio de tierra como una plaza grande donde antiguamente bibia el dicho pueblo e agora no ay mas de los gimientos e la yglesia porque por la estrecura y con tienpos de paz se salieron a bibir a donde esta fundada la dicha Villa el qual edifigio de la fortalesa es de cal y canto muy hermosa e tiene dentro una gistema para el agua del gielo y dos mazmoras e dos molinos de manos y una puente lebadizay el trio de  Xucar casi gercala dicha fortaleza e peña y desde el dicho castillo pueden baxar a el trio por agua por una mina que ay fecha en la dicha peña”. Casi nada sobrevive. Ni que decir tiene que todo esto se refiere a tiempos en que ésta ladera, casi vertical, era un peñascal solo practicable por sendas que los del castillo trillaban para subir agua del río.
El castillo almohade de Alcalá del Júcar
El castillo almohade de Alcalá del Júcar

En 1803 se derrumbó parte del peñón que hay bajo el castillo; como dicen las crónicas la ruina fue de un pedazo de pared con almenas y su Cubo que existían sobre un peñasco, que arruinándose éste se llevó consigo lo antecedente y de las Casas que se arruinaron fueron como unas treinta”. Como veremos en otro apartado, murieron 26 personas aquella noche, ade­más de otros destrozos como un molino, el aterramiento de la acequia, la inutilización del puen­te, etc.
Con la llamada Guerra Carlista “…el anterior castfillo de moros fue reparado en la úl­tima guerra civil, añadiéndole un fuerte muro y otras obras para defensa dé la villa”. De hecho, en esta fortaleza tenía su base el denominado “Regi­miento del 5o Ligero”. Todavía se pueden ver las “clásicas aspilleras de aquella época, de la cual datan también los cañones que hasta hace unas décadas podían verse semienterrados entre las ruinas del cas­tillo.

Algún tiempo después, los habitantes del pueblo, utilizaron ésta moderna muralla y buena parte de los restos antiguos del castillo, para po­der construir sus casas en la ladera, ya que les resultaba más fácil bajar los materiales de la parte alta del castillo que tenerlos que subir por aquellas calles tan empinadas. Por suerte, este enorme sacrilegio cultural e histórico ha sido reparado en parte con la reconstrucción que se llevó a cabo hace ya algunos años y, gracias a la cual, podemos apreciar un magnífico ejemplo de arquitectura militar. En esta reconstrucción fue restaurada la torre del homenaje, que conserva su distribución interior; su puerta a nivel superior, que posiblemente constituiría el primitivo acceso y una serie de elementos interesantes. Adosado a la torre está un pequeño recinto en cuya muralla opuesta se apoyaría la pasarela ya que, como hemos dicho anteriormente, los puentes levadizos aún no se habian inventado.
Textos del libro Alcalá del Júcar de José Luis Valiente Pelayo
https://www.casarurallabodeguilla.com