Alcalá del Júcar

Cuevas del Diablo y Rey Garadén en Alcalá del Júcar

Las cuevas del Diablo y las del Rey Garadén forman en la actualidad un conjunto unificado de turismo troglodítico dentro del casco urbano de Alcalá del Júcar, pero no siempre fué así ya que antes de su unión por su actual propietario, Juan “El Diablo”, estaban bien diferenciadas entre sí.
Alcala del Jucar-Cueva del diablo
Actualmente se encuentran conectadas por túneles y una gran escalera excavada en la montaña hasta lograr su conexión entre ambas.
Mientras que la cueva del Rey Garadén se cree que es de origen Íbero, por los distintos vestigios que podemos observar en sus pesebres y caballerizas, las del Diablo son de mas reciente construcción, dedicadas a corrales, alacenas y palomares,  y que en la actualidad componen los distintos habitáculos que pueden disfrutar los numerosos turistas que las visitan, y que dentro de las mismas a parte de su pequeño bar y una gran sala de Karaoke pueden ver infinidad de objetos antiguos recuperados por su dueño y un sinfín de fotos y recuerdos de las distintas personalidades ó famosos que las han visitado.
Alcala del Jucar-Cueva del diablo
Las cuevas del Rey Garadén, como anteriormente dijimos, son de origen Íbero, del siglo XIII aproximadamente, después fueron árabes antes que romanas hasta que pasaron a pertenecer al Marquesado de Villena.
Eran las antiguas caballerizas donde pasaban las noches los animales para alimentarse y descansar. En otros tiempos, por su altitud y excelentes vistas al río Júcar, fueron puestos de centinelas y control de aduanas para recaudar los impuestos de los que querían cruzar el río y pasar a la otra parte.
Alcala del Jucar-Cueva del diablo
Desde esta parte se ve la Hoz del Bolinche de Manazas, una de las tres que tiene el río en esta zona, junto a las Hoces de La quebrada y El Puntal, donde podemos observar unas vista muy bellas del Río Júcar a su pase por Alcalá del Júcar.

Compartir

Deja una respuesta